domingo, 7 de octubre de 2018

PICO DE ASPE - JESÚS YARZA















Realmente del Tobazo a la base de la Cara Norte del Aspe hay un techo. 1,30 horas seguro. Primero pasas por el desolador panorama de las pistas de esquí y después sigues el sendero de una de las vías normales. Este resulta muy agradable y pasa por lugares de gran belleza en un entorno grandioso y que la nieve se encarga de aumentar aún mas si cabe.
Como la ley de Murphy no falla, el nevero de la base de la pared queda justo bajo nuestra vía. Le entramos de lado, aprovechando una rimaya abierta pero, mas adelante esta se cierra, haciendo la progresión muy difícil y complicada. Mirando la pared veo la opción de, siguiendo una evidente diagonal, llegar justo a R1. Así lo hacemos y salvamos la situación.
Sobre esta comienzan las dificultades. La roca es arenisca de una calidad excelente pero lisa y patinosa. Justo a la derecha baja una cascada de agua que nos proporciona frescor y ambiente. Comienzo el siguiente largo y flipo, inicio en 6a asegurado con 2 rurps y cordinillos putrefactos. Imposible reforzar, que miedo. Luego ya ristra de paraboles. Intercalados con algún clavo de dudosa consistencia (uno lo sacamos con la mano). Otra cosa un poco marciana son los grados en libre. Los 6as me parecen 6b+ o, incluso, c. El V+ como 6b pasa tranquilamente. A parte de esto muy buena vía con ambiente.
Llegamos al escape y miramos el reloj. Las 4 de la tarde, aun queda la larga arista final y la bajada, han caído 4 gotas pero parece que aguanta, el día es largo y hemos venido en busca de caña. Así que para arriba. La arista es larguísima, parece que no se acabe nunca. Largos y mas largos pero al final se acaba en la bonita cima del Aspe. Hay nubes feas por todas partes pero aquí aguanta. Los amigos que estaban en el Valle de Tena nos dicen que ha caído la del pulpo.
Una larga bajada de unas 2,30 horas nos separa del coche. Me da cosa la nieve que podamos encontrar, solo llevamos 1 piolet. Al final solo un inevitable nevero que yo desciendo uniendo las dos cuerdas y Lorenzo baja sin problema alguno.
Casi al anochecer llegamos al coche tras 15 horas. La pizza entra de maravilla y nos vamos a dormir a Santa Elen , donde caemos rendidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario