martes, 28 de julio de 2015

PIC DE NEOUVIELLE - ARISTA DE TROIS CONSEILLERS

Desde la cima del Tres Consejeros bajamos al collado con el Neouvielle. Nuestro próximo objetivo es precisamente la Arista des Trois Conseillers, que comienza ahí. Otra super-clásica del Pirineo. Hay dos cordadas, que ni veremos una vez en faena. Las referencias que tenía eran muy buenas. Roca excelente y buen ambiente. El ambiente ya lo tiene, la roca es buena pero no es para tanto, mejor que la anterior pero tampoco mata. Como se ve bien, comenzamos sin cuerdas el primer resalte, al llegar al segundo lo veo un poco más problemático. Iñaki continúa sin cuerdas, pero con Remi nos atamos, luego vemos que no era para tanto y que hubiéramos pasado bien sin las cuerdas. Seguimos hasta el “buzón de cartas”, ni idea de porque se llama así pero es un bonito diedro dónde encontramos el único clavo de todo el día y tres maravillosos friends nuevos e insacables. Sólo se puede chapar uno porque los otros están tan adentro de la fisura que no llegas. Después nos volvemos a soltar y seguimos para arriba. Otro friend, pobre del que lo perdió. Nos volvemos a atar poco antes de la cima en la llamada “proa de barco”, resalte evitable pero que constituye el largo más bonito de la ascensión, sobre roca excelente, esta si. Arriba las vistas son magníficas y aún pillamos la cima con poca gente, cuento unos veinte bajando por el nevero. El descenso es otra cosa, Iñaki pone la directa, para eso es el joven y llega muchísimo antes que nosotros. Se nos eterniza la bajada, especialmente la búsqueda del paso del gato. Con todo lo rápido que hemos ido en la arista, igual estamos 4 horas para regresar al Cap de Long. La próxima desde Aubert. Iñaki nos recibe con una cazuela de arroz con lentejas, de la que no dejaremos ni un resquicio. VVB y una buena actividad combinada con la Ferbos.

viernes, 24 de julio de 2015

PIC DES TROIS CONSEILLERS - ARISTA FERBOS

Quedo con David para ir un par de días al Cap de Long y mientras preparo los trastos en la furgo me coge un cólico nefrítico. Definitivamente soy un pupas gafado. Unos días más por casa, bebiendo y meando todo lo que puedo. Pasado el período crítico, bueno no exactamente del todo pero hago como que si, vuelvo a intentar atar la salida. Remi se apunta a la Ferbos-3 Consejeros. Una bonita integral muy clásica y que recorre un par de tresmiles. No soy nada dado a las crestas pero estas parecen más tipo espolón medio tieso, a ver que tal. Por la mañana se nos suma Iñaki, un chico de Bilbao que andaba unos días por la zona. Tras el par de horas de pateo de rigor, nos plantamos al pie de vía. Dudábamos si la entrada desde abajo o la original. Al final y viendo todo lo que nos queda, decidimos la clásica. Una cordada se nos adelanta y suben encordados en corto. Un sistema que no me convence demasiado. La vía tiene unos 500 metros de desnivel y unos 1000 de recorrido, con dificultades de II/III con algún paso de IV por ahí suelto, eso si no te lías a tirar recto siempre por la cresta/arista o lo que sea. Comienza Remi el primer largo, monta role y subimos. Viendo el rollo, decidimos por absoluta unanimidad soltarnos de las cuerda e ir tirando para arriba. Si se nos presenta un obstáculo más difícil, paramos y nos atamos. Con la tontería al final la hacemos toda sin cuerdas. Un par de pasos así-así, pero bien. No todos subimos por el mismo lugar, pero nos lo pasamos bien. En un par de horas estamos en la cima, es lo que tiene el free-solo. El ambiente es fabuloso, la roca medio buena, teniendo en cuenta que estamos en una arista. Es una trepada-semiescalada que no a todos gustará, una típica cresta del Pirineo. La incluiré en las VVB, por poner alguna vía de este tipo. Ultra-clásica y por lo tanto, recorrida casi cada día de buen tiempo en verano.

PEÑA EZKAURRE - ESMINU

Último día de estancia en el valle, las piernas ya denotan un cierto cansancio acumulado de los pateos Pirenaicos, así que buscamos algo relativamente sencillo, cerca del coche y rápido, para volver ese día a nuestros dulces hogares (pasando por Ordesa a recoger las llaves que perdí). Esminu, es la última propuesta que me queda por escalar en Ansó para completar las VVB, así que parece la vía ideal puesto que cumple todos los requisitos. La tarde anterior encontramos a Luis y Julio, quienes han abierto una variante de salida por las placas acanaladas, a la izquierda de los largos de la Arista Este. Nos la recomiendan como la mejor opción para finalizar la vía. La Esminu sigue una serie de fisuras en bavaresa y chimeneas, de singular belleza. Totalmente equipada, sólo colocamos 1 friend den toda la vía y lista para hacer metros en poco tiempo. Rápidamente se cuela en las sombras que proporcionan las chimeneas de salida y la temperatura se mantiene fresquita y agradable. Llegamos a la cornisa final, y atravesamos a la izquierda en busca de la nueva variante de salida. El fuerte viento, resulta incómodo pero mantiene a ralla las temperaturas. Seguimos por unas placas tumbadas de adherencia y canalizos fugaces, siempre sobre roca excelente. Buen final para una buena vía. Con Josiño. VVB

miércoles, 22 de julio de 2015

PETITE AIGUILLE D'ANSABERE - MONTANER-VICENTE

Tras el fiasco del Telera nos mudamos de valle y orientamos las ruedas hacia Ansó. Nueva visita a las Aiguilles de Ansabere, pero esta vez por la vertiente sur, más larga pero también más suave. Por inrternete hemos visto que estarán filmando en el Spigolo Sur para al filo de lo imposible. Nuestro objetivo es la vecina Montaner-Vicente. Una gran clásica de la aguja y de los Pirineos. Si están por allí, les veremos. Esta vía me atrae por las buenas referencias, todo fisura y recorrido estético y evidente. Lo que ya no me atrae tanto, ni lo más mínimo, es la bajada por la vía normal, tan rota toda ella. Tras el largo pateo de rigor, que hacemos más largo al equivocarnos en un par de ocasiones, llegamos al collado en 2,30 h y bajamos hacia el inicio del Spigolo. En los largos superiores veo alguna cuerda fija. Desde la R1 también me parece ver una cuerda fija en el L3 de nuestra vía. Un poco raro, pero Josiño sugiere que igual también filman algo en la vecina vía. Escalo ese tercer largo, junto a la cuerda y al llegar a la role veo que no se trata de ninguna filmación sino de un accidente y su rescate. En la pequeña repisa sobre la que te pones de pie hay un enorme charco de sangre, todos los alrededores también están salpicados, las reuniones están reforzadas con clavos y montadas con varias cintas y bastantes mosquetones. Miro hacia arriba y los clavos están con expreses, también hay fisureros y algún friend, todo colocado perfectamente. Josiño sube y acomete el siguiente largo, le digo que meta todos los friends que pueda, que mal rollo. Un poco más arriba hay otro charco de sangre en una repisa. En la reunión encuentro unas gafas, también salpicadas de sangre, que dejo en un lugar más protegido pero a la vista. Tras pasar el paso clave del largo se acaban los seguros y encontramos un reciente desprendimiento de una gran laja. Justo antes de este punto la vía gira a la derecha para introducirse en la vistosa chimenea, pero aquí el accidentado se equivocó y continuó recto. Pasado este lugar, las cosas vuelven a su cauce, desaparece el mal rollo y escalamos más relajados. Lo dejamos todo tal cual para que lo recupere quién tenga que hacerlo. Continuamos deslizándonos por las bonitas fisuras hacia arriba. El paso del columpio frena un poco el avance, pero bien. Al que le salte ese clavo se dará un buen susto, le cambiamos el cordino y ponemos uno nuevo. Es la última dificultad. Oímos a los de la filmación, pero no les vemos. La vía normal la han equipado con cuerdas fijas para facilitar el acceso a los cámaras hasta la cumbre, ganamos tiempo y seguridad, ahorrándonos los tramos cutres y, muy especialmente, la canal de salida, que transformamos de III en Ao sin el más mínimo pudor, chollo. Buenísima vía, muy recomendable, con fisuras de todo tipo. Que bien escalaban esta gente, con los pocos medios de que disponían. Cada vez que hago una vía de los Rabadá-Navarro-Montaner-Anglada-Ravier-Despiau-etc, no dejo de flipar por como se lo curraban con unos cuantos clavos y tacos. Ahora nosotros con nuestros friends de marca, los gatos y todo el equipo y aún nos quejamos. No hay derecho. VVB. Luego indagué sobre el accidente de la vía, que debió ser el día anterior y únicamente se había roto unos cuantos huesos. Me alegro de que no fuera más grave.

PEÑA TELERA - ESPOLÓN DE LOS NAVARROS

Quedo con Josiño para hacer una cura de parabolts y escalar alguna vía sin chapas. Peña Telera: ¿Ein? Pero si eso se cae todo a cachos. Pues si, pero parece ser que en algún sitio hay algo que aún se aguanta. El Espolón de los Navarros, será nuestro objetivo, clásica de la Peña y dónde cada cordada sale con su propia opinión, desde guapa vía, hasta pedrera vertical. La vida a veces te va enviando señales, señales que te indicarán si debes hacer algo o no o tu mismo, es el destino. Otra cosica es que sepamos interpretarlas. Burros de nosotros. De entrada el entorno es realmente bonito y espectacular: con sus prados, su lago, sus vacas, sus pedreras y sus paredes. Buf, pero que mala pinta que hacen esas paredes. La vía sigue un filo realmente estético y definido (una vez dentro ya no lo es tanto). Llegados al pie de vía, una rebufada de viento se lleva las reseñas a tomar por saco y se quedan en una repisa en medio de la zona inferior de la pared (que no se escala). Josiño se baja una con el móvil, pero la buena era otra que llevaba yo, que era la misma pero con ciertos apuntes qque te salvan del desastre. Primer largo: unos clavos para espanchurrarse bien y una bonita fisura nos adentran en el espolón. De entrada no está tan mal como parecía. Otro largo más fácil nos anima, aunque arriba el panorama no es muy alentador. Ahora la cosa cambia, el terreno se vuelve mucho más indefinido y la roca peor. Me levanto de la reunión y pitin-pitin-piton. La zapatilla se ha soltado y a tomar por saco canal abajo. Mal rollo, 60ypico euros en el B’s de Huesca y usada sólo un par de semanas al garete. Bueno, luego la buscaremos. Seguimos. Continúo el L4. Salida atlética por bloques desplomados y chimenea super-evidente a la dere. Pues no, la reseña dice que por el diedro de la izquierda. Será por ahí. Tiro, subo unos metros y me encuentro un clavo, guai, voy bien. Sigo y la cosa se empieza a poner tensa: dos mini-micro fisuras y una salida muy rara a repisa llena de bloques sueltos. Josiño me sugiere que siga más a la izquierda y le hago caso. Llego a una repisita dónde puedo asegurar que por ahí no ha pasado nadie, o casi. Después de mirar mil opciones me doy cuenta de que la cagaste burtlancaster. Dejo un fisurero con mosq para que me asegure el destrepe con una cuerda. Llego a los dos micro-micros y vuelvo a intentar recto, nanai y además lo que viene después no vaticina nada bueno. Decido bajar, me mosqueo mucho y me rallo totalmente. Le propongo a Josiño abandonar, me sabe muy mal, pero bajamos. De una de las roles saco un clavo con la mano. El descenso me ha costado: 6 fisureros, 8 mosquetones y 4 cintas de dyneema de las largas. Las guais, ese día dejé los cordinos viejos en casa. Un chollo y regalillos para la siguiente cordada. Llegados a pie de vía el viento a empujado las reseñas a al pedrera y las recuperamos. En la buena (con las notas añadidas), ponía un NO bien gordo, en dónde me he metido, era por la chimenea evidente, me está bien empleado por tonto. De todas maneras, una cosa si que se: no volveré. Bajo toda la pedrera, hasta la mochila con una bamba y un gato. Además para redondear la jugada llevo los únicos que me aprietan, agonía. Mientras. Josiño ha ido a la canal por si encuentra la zapatilla. Negativo. Se le ocurre dejarme uno de sus gatos, que son 3 números más grande que el mío, gran idea. Aún así llego abajo con el pie a caldo.

domingo, 19 de julio de 2015

EL GALLINERO - PILAR DE PRIMAVERA

Un día llamo a Parce a ver que hace (verso). Me dice que marcha sólo al Diedro de los Vascos, en Ordesa. Le propongo ir acompañado a la vecina Pilier du Printems o Espolón de la Primavera. Acepta y quedamos. Todo contento cargo el coche, ACDC a tope y salgo en dirección al valle más abarrotado de turistas de todo el Pirineo. A los 2 kilómetros, puaaaf, salta la palanca del cambio de marchas y no encaja. Sólo levemente en la tercera. Me cago en todo, pongo la tercera y con mucho cuidado vuelvo al taller. La alegría ha durado poco. Se quedarán el coche unos días. Snif. Al cabo de unas semanas quedo de nuevo con Lorenzo y le propongo esta misma vía. El ya la ha hecho algunas veces pero no le importa repetirla. Perfecto. Comienza a mitad de pared, lo que la convierte en más rápida que las otras pero con la aproximación también más larga. Casi al final de la rampa de acceso, encontramos un estrechamiento achimeneado por el que realizamos un largo encordados. Según reseñas e internetes la dificultad oscila entre el III y el V (más bien el último), todo depende de quien lo gradúe. La escala Lorenzo y casi no se sube material, por lo que le queda un poco más expo de la cuenta. Por mi parte subo cargado como un burro, con todo el lastre y, como soy muy chulo, no me pongo ni los gatos. Con la poca adherencia de las zapatillas y el peso, las paso bastante canutas (por no decir otra cosa) y se convierte en el largo que más me costará de toda la vía. Comenzamos la vía misma por una variante de entrada desde el punto más bajo, para andar menos y escalar más. También hay muchas discrepancias, para no discutir con la reseña, lo chungo lo hacemos en A1. El resto de la vía ya es más llevadero y enlaza constantemente fisuras y diedros que oscilan entre el V y el 6b, siempre sobre buena roca y buen ambiente. Al principio un pelín perdedor y con la posibilidad de seguir algunas variantes, pero a partir de la mitad, bien encarrilados por un recitilíneo diedro perfecto. Llevábamos varias reseñas que no se ponían de acuerdo entre si. Las graduaciones, de vez en cuando rozaban lo cómico. Hay V que tranquilamente son 6a o algo más, según como los cojas. Es la graduación antigua típica de las vías clásicas, dónde el libre aún no estaba del todo claro y hacer un pequeño punto de apoyo (coger el clavo desde que llego a el y no soltarlo hasta que lo tengo a la altura del pie) casi valía como libre. Actualmente parece que la gente no se atreva a tocar estas cotaciones y muchos continúan poniéndoles V. Son V que rozan lo ridículo y en lugares como Ordesa, Montrebei, Urriello, … se siguen manteniendo. Lo que pasa es que luego se abren vías más modernas al lado y los 6a/b, son más fáciles que algunos V/V+. Lo de siempre, vaya. Muy buena vía, entre las fáciles de Ordesa, teniendo en cuenta que allí no hay nada fácil. VVB. Al bajar me dejo las llaves del coche y de casa tiradas en el cruce de caminos Cotatuero-Carriata y me entero en el aparcamiento. Menos mal que hay de recambio. Unos días después, Fernando las baja (muchas gracias) y las recupero volviendo de otro lugar.