jueves, 16 de noviembre de 2017

PALA SARRAERA - MUKI








 
Nueva repetición de esta vía que abrimos el pasado año.
Esta vez vamos: Antonio, César, Miquel y Jordi.
Queremos cambiar todas las chapas, que al parecer eran defectuosas, y arriba abrir una variante que evite los dos largos descompuestos.
Antonio y yo vamos delante para encargarnos de esos los largos, mientras la otra cordada irá cambiando las chapas.
Todo bien, salvo que dos seguros del segundo largo quedaron sin chapa y en los que habría que poner un parabolt nuevo. O sea que la vía sigue invalidada durante un tiempo más. En los últimos días escalables de esta temporada Cesar repara este pequeño entuerto y la vía, por fin, queda inaugurada oficialmente. Aunque ayer pasé por allí y ahora está totalmente cubierta de nieve y hielo, no se ve ni un ápice de roca.
Un buena y larga ascensión, con tramos de todo pero con clarísimo predominio de monótonas placas.
Nota: en el mapa de acceso, la aproximación buena es, sin duda alguna, la D. No es necesario 4 x 4, directa, rápida y se ve la pared (1,30 h.)

PIC ROUGE DE BELLCAIRE - FRISCOUNETTE














Me levanto poco fino, pero vaya, lo intentaré.
Por lo menos subiremos sin material, que ya se nota.
Sólo son 1200 metros de desnivel hasta el pie de vía. Eses día me bebo como 5 litros y el tema hidratación parece que va bien, también como algo más para aguantar.
Desde dónde tenemos el material aún queda una buena cuesta. Tras algo más de tres horas estamos al inicio de la vía.
La pared es bonita y con una roca francamente buena, predomino de placas con formas y setas, alguna fisura sirve para salvar los tramos más verticales.
La vía que pitan como más recomendable, también la pintan como expo. Así que la elección recae en la más sencilla.
Esta también resulta un tanto expuesta, reuniones incluidas. Un pequeño reequipamiento no le vendría nada mal a los spits roñosos y oxidados.
La vía es realmente buena, va zigzagueando por la pared a través de fisuritas y placas de setas dónde hay que aplicarse. Es V+ sostenido, pero para no tomárselo a la ligera.
En la R1 peto un spit (el resto no son muy buenos tampoco). Esta es mejor saltársela porque es precaria. O llevar un pequeño taladro y cambiar los 7 spits que encontraremos en algunas reuniones.
La bajada es de aupa, menos mal que ya estábamos mentalizados. A pesar de ello, quedamos menos cansados que el día anterior. Seguramente ha hecho menos calor y hemos hidratado mejor.
VVB.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

PIC ROUGE DE BELLCAIRE - ÉPERON BACH








 
Corta escapada al lejano Ariege, con Lorenzo y Antonio. Como están fuertes y no les asustan las largas aproximaciones, les engaño para ir al Pic Rouge de Bellcaire.
El primer día nos quedaremos en un contrafuerte situado una hora más abajo de la cima principal, ya está bien.
El Eperon Bach pasa por ser una de las clásicas de la zona.
Comenzamos mal, no cogemos el camino correcto y nos toca rectificar por una zona especialmente matojera e ingrata. Una hora más de regalo.
Tras tres horas y pico llegamos a la base, cansados. La aproximación es larga y muy empinada.
La vía es muy buena en su primera parte, continuación de fisuras con algún paso obligado que le da cierto color. Pero la segunda desmerece más puesto que la dificultad disminuye drásticamente, así como su interés.
Buen ambiente que recuerda las fotos de la lejana Escocia, por la cantidad de verdura que hay por todas partes y la inmensidad de los valles. La Pica d’Estatts la tenemos como mudo testigo en todo momento, frente a nosotros.
Bajamos y escondemos el material para el día siguiente.
Largo descenso en busca de la calidez de los sacos.
Al final me he deshidratado mas de la cuenta, y mira que he bebido mis tres litros de agua diarios.
En las bajadas voy aún más despacio y esta vez, además me comienzan a doler las rodillas. Acabo a paso de tortuga por el dolor.
Estoy bien fundido, no veo claro lo del día siguiente. Una rampa en la furgo acaba de dejarme a caldo esa noche.

martes, 7 de noviembre de 2017

PEÑA BLANCA - HOJALDRE












-->
El pasado año escalamos la Lunita Dance en esta misma montaña. Ya entonces contemple la posibilidad de abrir una nueva línea que recorriese la pared totalmente, Lunita lo hace desde la vira central. Los metros escalables entonces serían casi el doble.

Finalmente cuadro con Francesc y Chavi para subirnos un par de días y abrir una.

El primer día escalamos hasta dos largos por encima de la feixa, sin madrugar en exceso.

Vivac en los lagos y al día siguiente rematamos la faena rápidamente, a las 11 y pico ya estamos en la cima.

Tras probar varias aproximaciones, creo que conozco la ideal.

La vía es similar a su vecina, esta pared es lo que tiene: muy tumbada e igual vayas por dónde vayas, sin hechos sobresalientes.

Sin matar, la escalada no está mal: placas, placas y más placas, siempre muy tumbadas.

Eso si, el ambiente es bestial, con la cara norte del Monte Perdido y el Cilindro de fondo, El Astazú completa el marco. La llegada a la cima termina de redondear la jugada: el circo de Tromouse, al lado contrario, el Vignemale al fondo, el Pic Long…

Interesante para quienes valoran el conjunto de la actividad y VVB.