lunes, 15 de octubre de 2018

CODERO DE EXKAURRI - HARRIMIÑA









El pasado verano se me ocurrió la idea de una pequeña colección al más puro estilo Chavi. Era hacer todas las vías de Lucio en Ansó. Esa temporada hice dos, que sumadas a las 4 de años anteriores daban como resultado que solo me faltaba una. De entrada no tenía mucho interés en Harrimiña pero el terminar la cole cambiaba sensiblemente mi percepcion hacia ella.
Vista desde Camile no se veía nada fácil, además recordaba una frase de Toño tras escalarla: "la vía mas difícil de Lucio". Después de hacerla, solo decir que esta bastante igualada con la de Peña Ezkaurri.
Quedo con Edu Vicario para pasar unos días por la zona y le planteó un planing a seguir que acepta tranquilamente. Una vez sobre el terreno iremos haciendo algunos cambios de objetivos y amoldandolos a las ganas.
Primero nos dirigimos al bonito y tranquilo Valle de Ansó con un objetivo claro: Harrimiña. Le he advertido que no nos lo van a poner fácil ni mucho menos, que la reseña es muy japyfloguers pero que sobre el terreno todo es mas duro y obligado y que vamos a tener que exprimirnos bien.
Primer entrebanco: hablo con Carlos y me dice que en esa misma pared y justo el día anterior han tenido que bajarse por calor. Opto por ocultarle este pequeño detalle a Edu y, simplemente, cojo una botella de 1,5 litros de agua extra, confiando en la previsión que aununcia alguna nube.
Día esplendido y ninguna nube a la vista. Aprox en sombra, menos mal. Ya al inicio sale es sol. El calor es intenso durante toda la jornada, menos mal que un leve vientecillo te salva un poco en las reuniones, pero valla.
El inicio tiene dos chapas cercanas y se anuncia como V+. Para empezar esta bien, me cuesta tres intentos hasta que lo encaro correctamente. Uff, vamos bien, luego es 6c. La verdad es que como paso suelto si no es el mas difícil, poco le falta. El resto del largo (6c) lo luchas y medio sale. Poco a poco vamos haciendo los largos a buen ritmo caracolero. Es una vía difícil y obligada que tampoco te deja correr.
Cabe resaltar el L4 en magnifica e interminable fisura de conti, tranquilamente 6b+ hinchabrazos. El impresionante penúltimo largo por un muro desplomado y rallado por una fiurita, inicio expo, paso difícil y mucha pila hasta lacreunion (6c o +). Y como muy bonito el ultimo largo y su desplomada fisura de canto gordo, aquí las fuerzas ya flaquean y lo escalamos con los pasos de artificial que marca la reseña, pero en libre hace pinta de 7a (siempre calculado desde la comodidad del sofá).
El tramo de artificial de la zona intermedia seguro que también es liberable, pero aquí las dificultades ya se adivinan bastante mayores.
Sensación final: de todo un poco. Largos y tramos buenos, alternados con zonas de bloques pegados que dan bastante mal rollo.
Decidimos bajar a pie. Ahora conozco la bajada, después de la liada del verano pasado. Aun así se me hace larguilla (1,40 h).
El plan era largarse a otro sitio pero ya que estamos aquí, que es tarde y que estamos cansados, decidimos quedarnos y mañana hacer una vía cortita y tomarnoslo con mucha calma.

domingo, 14 de octubre de 2018

TOZAL DE BACIERO - THE NEEDLES























 
Recopón divino como pasa el tiempo. Hace como 20 años que nos fijamos en estas paredes y fuimos un día a hecharles un vistazo con Javier Ballester. El lugar no respondió a nuestras expectativas, teníamos un caos de agujas, crestas y canales pero no una pared con cierta continuidad.
Mas tarde si que se ascendieron un par de aristas-crestas situadas en la zona izquierda y que sirvieron de zona de prácticas en algunos cursos de la EEAM de Benasque así como algunas canales de nieve, que a día de hoy aun se siguen recorriendo.
Para mi la zona paso al olvido como no interesante.
Hace poco hicimos una bonita excursión que ascendía al Baciero por su ruta normal y pasando junto a las agujas y aristas, la visión y sensación fue similar a la de hace años. Al llegar a la cima me asomo hacia el Norte y, tachan.... allí estaba. Un magnifico espolón formado por una larga sucesión de agujas y con roca, aparentemente, bastante buena.
La llama ya estaba encendida. Me puse a investigar que había abierto por allí y si era posible conseguir alguna reseña. Negativo, nada de nada. Incluso hablando con quienes habían realizado las primeras ascensiones, nada. Ni croquis ni un mal rallajo en una servilleta de papel. Lo único que si sabía es que eran vías fáciles y que no pasaban de IV o, máximo, algún paso de V. Bueno con eso ya haríamos porque yo preveía dificultades bastante mayores para nuestro proyecto.
Me llama Remi para ir a abrir alguna cosa y le propongo esta. Como siempre esta abierto a conocer nuevos lugares acepta de inmediato.
Pista y aproximación por terreno salvaje. No es especialmente incomodo pero nunca fuimos por el mismo lugar y a veces fue mejor y a veces fue peor. Llegamos al lugar y vemos bastantes posibilidades. Tanto la foto que heche desde la cima como la vista que tenemos desde el aparcamiento, engañan. Existen tantas aristas y agujas que se superponen que es difícil hacerse, de entrada, una idea exacta de lo que hay. Al final lo clavamos, seguramente una mezcla de visión y casualidad.
Estamos rato pero al final decidimos atacar por el filo de la arista y desde el punto más bajo de la pared. Como soy muy listo, llevo una broca muy gastada, incluso demasiado gastada, porque con tres baterías conseguimos hacer 5 agujeros en 2 largos, 1 reunión y 1/2 rapel. Decidimos continuar y abrimos otros 4 largos sin chapas pero escaqueando el filo de la arista, que parece mas interesante. Un buen paso obligado y un largo cutre y roto nos dejan al pie de las agujas superiores, bastante mas monolíticas y difíciles que la entrada. A nuestra derecha tenemos una impresionante y delgada aguja, a la que llamamos Tótem Pole, por la similitud con la famosa aguja Australiana, pero de andar por casa.
Al inicio del siguiente resalte dejamos todo el material para el día siguiente. Le propongo a Remi que si los próximos largos son medio cutres lo dejamos tal cual. Pero si son buenos, podemos re-abrir la zona inferior y así el conjunto ganara sensiblemente en calidad.
La siguiente jornada comienza Remi con una verticales fisuras que lo depositan en una bonita brecha entre agujas. De segundo me toca tirar abajo un gran bloque empotrado (por eso alguna chapa parece que no pinte nada) y limpiar a saco las fisuras. El largo creo que queda de gran calidad.
Ahora viene un espolón largo y con tramos bien lisos. Inicio en artificial (paso de gancho incluido) y continuo ya en libre medio-fisurado y evidente. Arriba vuelve a ponerse liso y soluciono desplazandome a la derecha. Aquí aparece una providencial bavaresa ocuta y la placa superior tiene algunas regletas, el filo se ve totalmente liso. La broca de hoy esta mejor que la de ayer pero tampoco es ninguna pasada, así que fundo las baterías también antes de tiempo. Bajo entusiasmado por lo bonito del tramo que hemos hecho hoy. Como la parte superior de la aguja parece que saldrá entorno al 6c, el próximo día montaremos una reunión intermedia con el fin de escalar en libre más cómodamente y a la vista del asegurador.
Fijamos una cuerda en la fisura, dejamos algo de material tirado en un par de sitios y caminando a la derecha. Es lo bueno de las agujas, que bajas rápidamente de cualquier lugar.
No cuadrados el regreso hasta pasado un mes. Este primer día viene también con nosotros Alejandro, un joven que vive en Vall d'Aran. En vista de que la zona superior era de calidad superior, decidimos reabrir los primeros largos, evitando así varias zonas cutres.
De momento el primer largo lo hacemos por una chimenea situada a la izquierda y con excelente roca. Un tramo final para salvar un gran bloque empotrado, sorprende por su lisura y nos obliga a empotrar bien todo el cuerpo. Segundo largo igual, aunque reforzando el rapel que no quedo muy bien. L3 y L4 también iguales.
El L5 ya lo hacemos recto por un diedrito medio ciego y de gran belleza. Salida facil y rota. Cambio hasta la cuerda fija, también fácil. Esta vez la broca era nueva. Aquí damos la jornada por finalizada y dejamos todo el material para mañana.
Alejandro no puede venir. Hablo con Salla que esta escalando con Canito por la zona y se apuntan a la segunda ascension , tras nosotros.
En realidad solo nos quedan unos 10 metros de muro y una cresta fácil, parece. Ellos empiezan abajo del todo y nosotros en la cuerda fija, perfecto.
Escalo el largo de las fisuras, buenisimo. Sigue el artificial y el tramo de libre, también muy bueno. Monto la reunión intermedia sobre unos bloques sospechosos, mando uno para abajo. Como llevo una auxiliar inicio el largo con solo unas cuantas cintas y libero todo el tramo que estaba ya abierto, sin duda lo mejor de la vía. Sin muchos más contratiempos finalizo la tirada. El último tramo es facilillo pero, como viene siendo costumbre en lo fácil, esta muy roto. Tengo que hacer filigranas para no tirar nada abajo porque ya tenemos cerca a Salla y  Canitu. Lo que sigue es, efectivamente, una larga arista cada vez mas fácil.
Llegada a una pequeña cima y otra buena primera al saco.
Viendo ahora las posibilidades reales creo que se irán abriendo vías y agujas.



MAUPAS - CÉRÉZA













Era una vía que tenia descartada, seguramente por su fama de expuesta y por su poca continuidad. Por el contrario si que estaba interesado en alguna de las de la derecha: Mafalda o Tábanos. De hecho me daba un poco de pereza hacer otra vez la larga aproximación para algo más de 200 metros. Pero, a veces las cosas cambian en un segundo. Leyendo un articulo de Dani Vega me varió totalmente la previsión. Y si dividiamos la aprox en dos, haciendo alguna vía a mitad de camino, perfecto.
Durante varios días intento cuadrar con diferentes compañeros pero no hay manera. A última hora y de un día para otro quedo para hacerla con Nuria y Grau. Eso si, por limitaciones horarias sera todo en un día. Pues venga.
Dormimos al inicio del Valle de Remuñe y nos levantamos, aún de noche. Remontamos el largo valle hasta llegar al Ibonet (punto idóneo de vivac). Seguimos recto por dentro del barranco pero nos encontramos con dos buenas barreras: mucha nieve acumulada y un río infranqueable por el elevado caudal. Recordaba que había un itinerario alternativo que salía del Ibonet y, sin camino pero con hitos, se dirigía hacia nuestro objetivo. Esto me sonaba pero tampoco estaba seguro al 100%. Salimos de la garganda trepando por la derecha. La verdad es que hemos tenido mucha suerte y había paso. Un poco mas arriba encontramos la linea de hitos. Una vez subido y bajado puedo asegurar que es la mejor aproximación a la Cara Sur del Maupas. Cómoda y rápida, no pillas ni una pedrera transcurriendo todo el rato por prados y losas de granito. Una vez en el plateau final y bajo el Boum atravesamos totalmente a la izquierda y bajo la cresta hasta llegar a la pared. Este último tramo ya está totalmente nevado.
Tenía intención de comenzar en el contrafuerte de mas abajo pero un nevero bien tieso disipa rápido las ganas de bajar.  Inicio los primeros largos, un poco perdedores, de hecho no encuentro la primera reunión y hay que hacer un ensamble hasta que me es posible montar algo. Con la reseña de Dani, salvo este imprevisto, el resto perfecto. Josep se trabaja perfectamente los dos largos de la placa. El primero es el mas expo, pero se pueden ir colocando aliens pequeñitos y algún clavito (si llevas). Aún así, mejor ir sobrado y no caer. Reunión con chapas de rapel. El siguiente largo (de V+) es el difícil pero esta bien asegurado por 1 spit, un alíen que colocas, y un clavo. Es obligado pero no expuesto. Ambientazo. A media tirada hay dos opciones: a la dere y sales rápido a terreno sencillo (es la que hicimos); o a la izqui y continúas un poco más por la placa, parabolt visible (seguramente la mejor opción).
Con un largo roto llegamos al final de la pared, dejamos el material y caminamos los 10 o 15 minutos que nos separan de la cima.
Vía histórica que en su día se consideró, y no sin motivos, como una de las mas difíciles del Pirineo y continuó mitificada hasta principios de los 80 en que apareció una reseña en la revista Vèrtex. Aun así continuaba siendo un itinerario expuesto y temido, con un VI- asegurado solamente por una pitonisa (unico seguro fijo de la vía). Pero repetido con cierta asiduidad, toda una prueba para los pirineistas mas aguerridos.
Al cabo de unos años se equipó un sistema de rapeles (por cierto bastante cutre) aproximadamente por aquí y que evitaba la cresta del descenso normal. Después estos mismos rapeles fueron reforzados con algún parabolt y spit, aprovechando para colocar una chapa en el paso clave y otra mas arriba, en la variante izquierda.
A partir de entonces es una vía que reviste cierta seriedad pero,  indudablemente, nada que ver con lo que era en antes. Solo tenéis que imaginaros la reunion colgados (un poco más abajo de la actual) con clavillos de aquella manera y después el paso clave asegurado con una pitonisa. Espeluznante.
Si además le sumamos que estos dos largos son de adherencia y que iban con bota gorda, la cosa ya es difícilmente imaginable. Sin duda Céréza y compañeros se adelantaron a su tiempo y abrieron una vía friki-expo en los años 50.
El itinerario sigue una linea mas o menos recta por el centro de la gran placa tumbada (menos mal) y lisa de la cara sur. Lo que siempre me ha extrañado, y maravillado, es que no siguieran por el evidente diedro que delimita la placa por la derecha. Estaría muy bien poder conocer sus motivaciones para meterse justo por el centro de la placa en esa época y con esos materiales.
VVB

viernes, 12 de octubre de 2018