jueves, 21 de agosto de 2014

PARED DE CIENFUENS - SUEÑO VERTICAL

Nueva vía de los Caracoles Majaras en la Pared de Cienfuens.

martes, 19 de agosto de 2014

FALAISE D'URDOS - VENUS

Al día siguiente dan lluvia severa a partir de las 9 de la mañana. Finalmente cae, pero a las 7 de la tarde. Por si acaso elegimos algo cerca del coche, aunque cañero. Volvemos a cruzar el túnel y nos dirigimos a la misteriosa Falaise d’Urdos. Tubo sus días de gloria pero en la actualidad está bastante abandonada, Llevo tijeras de podar para la aproximación, como recomienda la guía. Alguien se nos ha adelantado y se ha enrollado cortando pinchos, podando bojes y reponiendo alguna cuera fija. Tras unas cuantas vueltas encontramos la manera de llegar a pie de vía, está ahí al lado pero no es muy evidente. Elegimos una de las más recomendadas en el libro: Venus. La vía es absolutamente magnífica, buenísima y difícil. Más de la cuenta. Combina en todo momento placas con bastante mala baba y fisuras bellísimas. Libre y algo de artificial. Gracias al churro de reseñas existentes: guías antiguas y la nueva sobre foto, dónde no se ve nada, me lío en un momento dado y unos de los tramos más fáciles y bonitos de la vía lo convierto en un pequeño infierno por la variante de A1 (¿?) de la Iliade. Santi se lo da en libre y sin mucho problemas (no hay como ser bueno). La verdad es que me supera un poco y pillo en todos los largos, tenía que haber buscado alguna más fácil, pero había que ver lo que había. Peeero sobre todo nos quedamos con un rencor, con un pequeño escalofrío, con algo de rabia y mala hostia. Ya leí algo en el blog de Jera-Pierre Rio: http://jeanpierrerio.blogspot.com.es/2009/11/falaise-durdos-voie-venus.html Resulta que la vía se reequipó y, no se por qué, pero quién lo hizo puso menos seguros que los que había originalmente. Y no en las fisuras precisamente, si no en las placas y en el largo de artificial. Total que ahora la dificultad es mayor que la otorgada originalmente, igual que la exposición. Esto te obliga a pasar más miedo de la cuenta en dos o tres tramos, a usar el gancho en el artificial (no es lo peor), algún tornillo de 8 (cuando se puede que sólo es en un punto del artificial) t a llevar una antenilla. En el libre no te vale. Lo que se dice una putada. Me bajé de algún punto dónde me daba miedo continuar por la lejanía del anterior seguro y con el casquillo viejo y el tornillo partido delante de mis narices. Menos mal que a Santi le da todo igual (en el libre, en el artifo ya estuvo más rato entretenido). Como bien dice Lean-Pierre, es una injusticia que una vía tan bonita se haya destrozado con un reequipamiento tan chapucero (aunque sea al contrario de las tendencias actuales, es exactamente lo mismo) y merecería una revisión y retorno a su estado original. Fotos no hice ni una, no se si por la tensión o la desmotivación. Así que he tomado prestada una histórica: Erik Boileau (aperturista de la vía), realizándola sin cuerdas hace una pila de años. Que canguelis solo mirarlo e imaginarlo cuando estás allí arriba. Desconozco si hizo toda la vía sin cuerdas (imagino que si) o sólo se puso aquí para la foto (aún así ya da cosa). Respecto al grado, como suele pasar en las vías más antiguas de La Mature, descontrol: L1: 6a/Ae (en algunos sitios pone sólo 6ª) un tramo expo saliendo de la chapa, L2: supongo que el 6c que ponen porque es dónde nos liamos, L3: salida en 6c+ (pone 6b), el 7b Santi ni lo vio. Los tramos de fisura 6a y los de placa A1 colocando alguna pieza y con mala baba, L4 6b el paso primero de placa y 6a+ la fisura desplomada de arriba (pone V+) Tramo expo de V tras la segunda chapa. Para 130 metros de nada estuvimos una cantidad de horas, que prefiero no recordar. Inicialmente pretendíamos hacer dos vías y estar abajo casi para la comida, que ilusos oye. VVB

AIGUILLE GRANDE D'ANSABÉRE - FACE EST

El año pasado hicimos el Spigolo en la aguja pequeña, así que este tocaba alguna en la grande. Como vía más clásica, nos decidimos por la Face Est. Aunque también la pintan como una de las más fáciles a la aguja, sabíamos que con los nombres de sus aperturistas: de Bellefon, Despiau, Dufourmantelle y Ravier, las cosas no iban a ser tan sencillas. Y así era. Desde el inicio mismo ya se plantean algunos problemas. Tras dos horas de parteo cómodo llegas a la base de la pequeña y ahora viene cuando lo matan: una larga travesía por pedreras inestables, incómodas y agónicas, que te pueden dejar echo caldo antes de empezar. Una buena hora más (menos mal del Burn). Resulta que, casualmente, me enteré que había habido el año pasado un derrumbe en la vía, parte del L2 se había venido abajo. Todos los detritos y bloques quedaron empotrados en la chimenea de inicio, que si ya era cutre de por si, ahora resultaba especialmente delicada y peligrosa por la inestabilidad de los últimos bloques caídos. Como no sabíamos realmente el estado actual, tras un año transcurrido, para asegurarnos el tanto fuimos por la banda contraria a la chimenea. Previamente me había informado que era posible subir por aquí y que originalmente era lo que hicieron sus primeros ascensionistas. Era un poco agónico por la inestabilidad del terreno pero te solucionaba la papeleta. Santi se pone bien contento al encontrarse un piolet técnico que acarrea durante toda la ascensión (ver fotos). Le siguen unos tramos de escalada fácil (III) como siempre a pelo, pero mucho mejores que el Billare. Llegamos a la puncha final del pedestal y bajamos unos 20 metros sencillos, por la vertiente contraria. Por fin estamos a pie de vía. Santi dice que nunca había andado tano para ir a escalar, le hablo de la Maladeta, dice que no irá. Desde el inicio, la mini-fisura del primer largo se ve bastante así-así. Los clavos de la señorita Pepis que la adornan tampoco invitan mucho al libre, aún así Santi se la trabaja sin mucho problema y disfrutándola. Escalada vertical, presas laterales y poco pie. Fatal para la muñeca. Subo acerando a saco. En uno de los pocos pasos que hago en libre me salta una presa, puaaj. El derrumbe no representa ningún problema para la repetición de la vía. Lo que antes era una travesía bajo un techito, ahora es una bella placa arregleteada, te aseguras bien, justo antes. El resto de la vía sigue por terreno muy vertical, con ambiente y alguna fisura memorable. Hasta llegar a la arista final, aquí la roca se transforma en ultra-cutre. Menos mal que la dificultad decrece considerablemente. El rápel da pena, por el deterioro de los cordinos existentes. Como el pirulo dónde están es tan enorme, sólo tenemos tres opciones: rapelar de lo que hay (paso), cortar un trozo de la cuerda nueva (paso), poner un clavo a caldo y un cordino largo que una con la instalación original (es lo que hago). A este tipo de vías siempre llevo un pequeño martillo y algunos clavitos. El largo de salida, que de frente parece infernalmente guarro, resulta que es fácil y hasta agradable. Todo lo que tiene de asqueroso el último largo de la aproximación, lo tiene de cómodo la bajada. Evitamos de nuevo a los mastines de las cabañas, por si acaso, y tras 12 horas de jornada laboral llegamos al coche. Ese día pasamos el túnel y nos zampamos unas pizzas en Canfranc, la mía está cruda. Caguendena. VVB.

domingo, 17 de agosto de 2014

PENE D'UDAPET - LA CROISIÈRE DES SCHTROUMPHS

La bajada del Billare me ha dejado bien tocado. En realidad me ha dejado tocadísimo para el resto de días. Pobres rodillas. Al día siguiente viene Santi para pasar algunos días en este lado del Pirineo. Entre que nos vemos y preparamos, está claro que no iríamos a ningún sitio muy lejos, aún así subimos al Pene d’Udapet por su tiesa cuesta de una hora. La vía elegida es una que me han recomendado como la más fácil del Pene, pero también como la más bonita. La cruzada de los pitufos. La verdad es que está muy bien y tiene un montón de seguros muy cerca, la que más. Su escalada resulta muy técnica de pies y poco atlética, perfecto para mi muñeca. Nos gusta mucho, como, lo que llaman ahora Love Climbing (casi te dan ganas de darte un besito con el compi). Si que es la más fácil (por la proximidad de los seguros) pero no la más bonita. Aunque es muy buena, las otras que he hecho me han gustado bastante más. De todas maneras VVB. Como soy tan listo, no llevaba pila de repuesto para la cámara (bueno, si pero estaba gastada; peor me lo pones). Así que opté por guardar la poca batería que quedaba para nuestro siguiente objetivo: La Aguja Grande de Ansabere. Pongo una que hizo Santi con el teléfono, en realidad es una rampa de adherencia, dificililla, pero una rampa.

jueves, 14 de agosto de 2014

ESPOLÓN DE LOS AGUJEROS (O CATEDRALES) - SUPERMAICA

Ramón me envía esta reseña de una vía en Montanejos y a la sombrita. Aunque no es nueva, si que es de las últimas abiertas en el Espolón de los Agujeros.

miércoles, 13 de agosto de 2014

GRAND BILLARE - ARETE DE LARRANGUS

Esta, como tantas otras, la tenía bien clichada desde hacía algún tiempo. El macizo del Billare es el motivo, por lo menos más gordo, de escalada de todo el Valle de Aspe. La roca a veces no acompaña, a veces si. La longitud de los itinerarios y sus largos descensos echan para atrás a más de uno. Y para colmo, estas paredes siempre han estado eclipsadas por sus famosas vecinas las Agujas de Ansabere. La falta de reseñas con un mínimo de detalle tampoco invitan mucho a meterse en según que berenjenales, aunque a alguno si que lo haga. Total, que entr4e pitos y flautas, esta es la vía que elegí para subir tan magnífica montaña. Miquel está muy motivado, tanto que viene solamente para esta vía y regresa, al final también se apunta rubita. La vía empieza por el principio, que no es la vía, que es la aproximación. No es que sea larga, que lo es. Lo que si que es lo peor de todo es el miedo que da ese terreno. No se si es que nos liamos algo, que también puede ser aunque creo que no, o que yo soy así de cobardica, porque a mis compas no les costó nada y llegaron bastante antes que yo al pie de vía. A mi este tipo de terrenos me gustan menos que lo mínimo. Bien cargado, con las bambas, mala roca, tramos de III no con patio, con muucho patio. Mejor no mires para abajo, tómatelo con calma y poc a poc. Al final siempre llegas, uf. Ha sido lo peor, después de esto, la vía ya es un camino de rosas. Incluso los tramos tiesos y muy descompuestos del final, se me antojan mejor que esto (al menos llevas cuerda y puedes poner seguros). Cuando llego al pie de vía lo tengo claro: si por lo que sea tuviéramos que bajar por el mismo sitio, ya podéis llamar al helicóptero, además lloviendo y cayendo piedras por la canal ya debe ser la bomba (que diría King África). Al cabo de un rato pasan, exactamente por el mismo punto, una familia de sarrios con una pasmosa facilidad y en 4 brincos desaparecen. Copón, que vida esta. La vía tiene dos versiones, la original que va serpenteando a derecha e izquierda de la arista, enlazando diedros y chimeneas y la directa, que ataca casi por el centro todos los resaltes que se encuentra. Escogemos la segunda versión que aunque un poco más entretenida, resulta bastante más interesante y estética. La roca en general va de aceptable a excelente, salvo en un error de itinerario que tenemos en la parte alta. Llegados a la cima de la primera aguja y viendo que la roca comienza a empeorar y que ya llevamos una cuantas horas, decidimos tomar el escaqueo de la izquierda que lleva directamente al final del segundo rápel y te ahorra dos largos rotos. Llevamos dos reseñas: una muy buena, pero en la que esta parte de la vía queda oculta y no se ve y otra directamente una p.m. que no sirve para casi nada. Total, que hacemos el primer rápel e interpretamos mal la reseña. La aguja a evitar, realmente era la de la izquierda y no la de la derecha, como creíamos. El resultado es que terminamos haciendo los dos largos finales de variante de salida directa y rota, bastante rota. Segundo rápel y terminamos los últimos metros (II/III con un paso de IV) sin cuerdas. Un chollo comparado con la aproximación, puesto que el paso de IV tiene una amplia repisa debajo. Hace ya rato que nos envuelve la p. niebla y no se ve un pijo, la llegada a la cima queda deslucida y sin vistas. Emprendemos la bonita y larga bajada. Al final aparecen unos simpáticos burritos y, ya en el bosque: JJJJ, JJJJJ, JJJ. ¿Y esoooo? Cuatro pedazo de cerdos enormes, sueltos en medio del camino. Terminamos en el Plateau de Sánchez (afrancesado a Sancheese) dónde tenemos otro coche que nos ahorra 30’ de pateo suplementario. Vía de grado fácil (máximo V o V+ en algún breve momento) pero con compromiso y cierto carácter de grande course a no menospreciar en absoluto. VVB.

PEÑA FORATATA - CAPRICHO DE PRIMAVERA

Nueva vía de los Caracoles Majaras en la Peña Foratata, sobre Formigal.