viernes, 17 de agosto de 2018

PARET DE LA CASCADA - ANTIPARKES











Estaba claro que alguna tenía que hacer con Oriol.
Me propuso esta línea que tenía controlada tras abrir otra justo al lado (de hecho se cruzan) con Iker y Ferran.
Dado el gran nivel de asfixia que llevaba en cima todos los días, no me hacía nada de gracia subir el gran cuestón de Los Pilares de la Tierra, y menos este que era el que estaba mas lejos. Menos mal que el material ya estaba a pie de vía, una gran cosa. Por otro lado no subiríamos ni taladro ni paraboles, menos peso.
Sin tener ni idea de lo que me encontraría, eso está bien a veces, seguí a Oriol cuesta arriba.
Llegamos a pie de vía, yo medio muerto por el esfuerzo de subir hasta cerca de los 5.000 metros, y comienza a nublarse. Mal rollo. Caen unos copos de nieve, peor rollo.
Oriol no se encuentra muy bien y eso me facilita el convencerle para volvernos para abajo.
Una vez en la pista sale un sol de escándalo, pero no somos adivinos.
Hacemos el perro el resto del día y Oriol aprovecha para hacer cama y recuperarse de sus molestias.
Por si no hubo bastante con un día, repito cuesta. La verdad es que ya no me quedaron más ganas de tanto esfuerzo y no subí mas a estas paredes.
Esta vez si que teníamos ante nosotros un día radiante y pleno de expectativas, había que aprovecharlo.
Comienza Oriol por un bonito diedro con salida bien atlética. De segundo lo saco en libre pero con un nivel de ahogo tal que tengo que parar a cada movimiento para ir cogiendo aire. Que agobio por Dios!!!
Los largos se van sucediendo de forma armoniosa y con una dificultad sostenida entorno al V+/6a con algún paso puntual más difícil. Nos dejamos llevar por la pared, ella dicta la línea y pone las presas. Nosotros no hacemos más que seguirla. Es lo que se dice una vía natural.
Llegados casi arriba, un tramo mucho más difícil pone la guinda al pastel y un tramo de 6c (no obligado) hace resoplar aún más de la cuenta. Rematamos con algunos otros pasos desplomados pero con canto generoso (V+) que nos depositan en la cima, después de una fantástica escalada.
Los perros levantan la pata y mean en cada esquina o árbol que consideran necesario, nosotros dejamos un clavo en cada reunión. Cada uno tiene su forma de marcar territorio.
Tengo la sensación de haber abierto una Directa a la Sur de la Maladeta, pero aquí y 2.000 metros más arriba. Día inolvidable.
Los rápeles ya están montados, de forma artesanal pero efectiva y la bajada resulta bastante rápida.

sábado, 11 de agosto de 2018

PARET DEL MOAI - L'ARGILAGA




El mismo día que escalamos del Himalaya a la playa, teníamos al lado a Anna y Santi abriendo l’Argilaga. De forma que aprovechamos para hacer alguna foto en un punto cercano y con cierto ángulo.
Según ellos, su ruta, era bonita, difícil y con un tramo bastante obligado y expo a pesar de la única chapa que pusieron. Con un grado de 6c+ obligado, esta transcurre por unas fisuras situadas inmediatamente a la izquierda de la  nuestra y de forma paralela.

viernes, 10 de agosto de 2018

SHAFAT WALL - JAMÓN DE TERUEL'S CRACK





 
Esta vez voy con Santi, siempre optimista y viendo buenas líneas, a veces imperceptibles desde abajo para otros ojos. El tiene una capacidad extra para visionar como fácil o factible lo que nosotros ni vemos o lo vemos inhumano.
Habíamos intuido un sistema de fisuras a la izquierda de las vías anteriores y allí fuimos. Una vez bajo la pared, el sistema se adivinaba mucho más seguido de lo que recordb﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽tiene una capacidad ex aperdiendo con los ro, a Santi le tocaron los largos difs entre 6a  lo que nosotorsábamos, así que no lo dudamos ni un momento.
Salió una vía redonda, siempre en fisura casi o vertical y de buen proteger. 6 largos con dificultades entre 6a y 6c. Cosas del destino, y juro que no fue premeditado, a Santi le tocaron los largos difíciles. Que casualidad.
No colocamos ni una sola expansión de progresión, y únicamente chapas cada dos reuniones y coincidiendo con los rápeles.
Un homenaje a nuestros picnics, aperitivos y complementos alimenticios, del que trajimos un petate entero.


jueves, 9 de agosto de 2018

SHAFAT WALL- 10 AÑOS DE ABSTINÉNCIA




Tras la primera gran satisfacción de Godfather, entusiasmados, nos lanzamos en busca de nuevas líneas de fisuras. Yo me voy con Santi más a la izquierda mientras que Ferran y Edu eligen una línea paralela y perfectamente estética a la Godfather y que termina en el mismo punto, por lo tanto ya tienen los rápeles montados.
El principal motivo es una super-fisura que vimos rapelando en la parte alta, perfectamente estética y de gran belleza. Les sale un tremendo largo de 50 metros y 6b+ peleón.
Mi situación al lado me permite hacerles alguna foto.

miércoles, 8 de agosto de 2018

SHAFAT WALL - GODFATHER STRONG BEER





 
Tras el medio fiasco del Moai había que explorar nuevas paredes a ver si encontrábamos mejores líneas. Durante la excursión del primer día para ver posibilidades yo ya me quedé con esta gran pared en la que podíamos hacer muchas vías aparentemente. Así que fuimos a verlo in situ.
La pared ofrecía un montón de buenas posibilidades fisuradas, en cambio las placas solían ser muy lisas y patinosas. Por otro lado su orientación Este nos brindaba un magnífico sol por la mañana. A medio día entraba el aire y también la sombra. Resultado una bajada de temperaturas espectacular y un frío insoportable (con el paso de los días estas irían subiendo, pero aún se mantenía cierto “fresquillo”).
El método se impuso para los próximos días: recorrer buenos sistemas de fisuras y a medio día rapelar, esto sol enabsiluto. Una escalada entusisasmantemente bajo la gran laja.bvaresa de la parte final. Esta era el verdadero motivo de la asía coincidir con el final de las fisuras que se difuminaban en un mar de placas mucho mas trabajoso y con la llegada del frío, perfecto.
Comenzamos por esta mismo, un gran y atractivo diedro con fisura intermitente daba paso a una zona algo indefinida y unas plaquitas tumbadas que nos colocaban directamente bajo la gran laja-bavaresa de la parte final. Esta era el verdadero motivo de la ascensión y no nos defraudó en absoluto. Una escalada entusiasmante que Ferran abrió con gran maestría y sin colgarse en ningún momento. 6b+ peleón, a cierta altura y colocando todos los seguros. Bien.
Bajamos entusiasmados y llenos de planes para el futuro.
Co Edu Español y Ferran Rodríguez.
Las últimas fotos corresponden a una repetición por parte de Anna e Iker.



domingo, 5 de agosto de 2018

AGULLA GYALPO - ESPERÓ ATXAFAPLANS








Esta vía la abrieron Edu, Anna y Oriol y yo ya le había dado un vistazo también.
Era un objetivo apetecible que recorría un estilizado espolón, fisurado en toda su longitud.
El equipamiento se limitaba a algún bloque en alguna reunión para lazar y nada más. Por otro lado se podía proteger excelentemente por la cantidad y calidad de las fisuras existentes. La dificultad se mantenía en el 6a/6b con un paso simbólico (y difícil) de 6c. La pare superior disminuía sensiblemente a IV y III con el objetivo de llegar a su bonita cima.
En cuanto Iker comentó de ir a repetirla, se apuntó también Edu y, de inmediato, yo.
La vía comienza con un par de largos un poco así, un tercero con la primera mitad incluso descompuesta (el único tramo roto que haríamos en toda la salida) Pero a mitad de largo ya se pone bien vertical y la roca pasa de mediocre a excelente.
Después ya es seguir el filo por una sucesión de magníficas fisuras dónde recordar todas las técnicas de empotramiento.
En un momento dado se llega a una buena plataforma con un gran muro totalmente liso sobre nosotros, deberemos hacer una travesía a la izquierda para descubrir las providenciales fisuras de salida.
Una larga excursión-trepada nos deja en la cima. Nubes amenazantes y rápido rápel para salir de esta punta aislada. Después ya disipan los malos augurios y disfrutamos de la satisfacción de haber gozado de lo lindo exprimiendo otro buen día de vacaciones.

miércoles, 1 de agosto de 2018

PARED DEL MOAI - DEL HIMALAYA A LA PLAYA



 
Nuevo objetivo. Esta vez nos juntamos los dos Edus y yo y encarrilamos hacia una pequeña pared (que luego resulta no ser tan pequeña) situada justo ante el campamento. También irán a la misma Santi y Anna.
Llegados a la base nos lo miramos todos y nos repartimos dos líneas. Nosotros, creo que cogemos la más evidente. El inicio del diedro está demasiado llena de hierba y la roca es demasiado lisa, así que le hacemos una entrada por la izquierda que no resulta mala del todo.
Poco a poco vamos superando los diferentes diedros, que tampoco resultan del todo limpios ni agradables.
Edu Sánchez, que ya no estaba muy fino por problemas con la altitud, termina poniéndose peor y aprovecha un inesperado escape andando para bajarse a dormir a la tienda.
Nosotros terminamos la vía siguiendo la lógica que ofrece la línea recta. La verdad es que no está mal del todo pero en general tampoco es ninguna maravilla. Como para haber venido hasta aquí, en la otra punta del mundo no compensa lo más mínimo.
Tras este pequeño desengaño vendrá una pequeña crisis de valores y de no saber si vale la pena haber venido hasta aquí. Aunque los días futuros harán que cambie la percepción de las cosas.
El nombre se lo da Santi, que fue el primero en llegar arriba, por la curiosa forma del gendarme final de la pared. Aquí unos salimos por su derecha y otros por su izquierda.