miércoles, 16 de enero de 2019

SERRAT ALT - DIEDRE DE LA LLIBERTAT


 
Llegamos arriba bastante pronto así que le damos a esta segunda vía, un poco escamados por la anterior, pero a mi me sonaba que era buena. Llegamos al inicio del diedro del primer largo y ya nos tranquilizamos, este si que se ve muy interesante.
La verdad es que lo es. Los siguientes dos largos no son tan bonitos como el primero pero están bastante bien. El último., incluso, resulta bastante mejor de lo que parece visto desde abajo. Menos mal que arreglamos un poco el día.


martes, 15 de enero de 2019

SERRAT ALT - PATIM PATUM


Últimamente, en cuanto se abre algo nuevo en Àger, y que queda dentro de las posibilidades, voy a hacerlo rápidamente.
De esta me mandó la reseña Marmo un par de días antes. Le propongo a Salla ir y vamos.
La vía es muy lógica, siguiendo un sistema de diedros de principio a fin. Lástima que la roca no acompaña en bastantes sitios y la vegetación tampoco. Eso si, el largo después de la feixa es buenísimo.
Me pasó algo bien curioso que nunca antes me había pasado, y espero que no me pase mas. Salgo de una zona guarrilla y con tierra, el último seguro que ha ido quedando abajo porque cada vez era más fácil y boscosoverical. Llego a un buen árbol y le coloco una cinta alrededor. Justo en el preciso momento en que tengo cada extremos de la cinta cogida con cada una de mis dos manos y esta pasada tras el árbol, se me rompe una presa de pie. Sin tiempo a reaccionar caigo y me quedo colgado de las dos manos, de forma que si soltaba una, a tomar por saco, buena hostia. Hago una tracción y me reincorporo, que suuuusto.

lunes, 14 de enero de 2019

PUIGCAMPANA - JULIA




Hace años, en casa de los Edwards, acababa de llegar Rowland de escalar esta vía, totalmente maravillado por la belleza del itinerario. Ese recuerdo perduró en el disco duro hasta que se cuadró su repetición. Es una vía corta y a combinar con otra, salir por el espolón o reservar para una mañana libre. Este último era nuestro caso, puesto que teníamos ante nosotros todo el viaje de vuelta.
En el aparcamiento coincidimos con unos 8 o mas guiris. Pienso que con las casualidades que me pasan, seguro que van todos a la Julia. Esta vez fallo, menos mal. Van todos al Espolón Central. Mas tarde si que viene otra cordada a nuestra vía, pero ya quedan detrás y ni les vemos.
No es muy difícil ni muy fácil, tiene algo de equipamiento pero tampoco demasiado y comienza a notarse que se recorre con frecuencia. Eso si, es una verdadera maravilla, con dos largos normales, aunque bonitos; y otros dos excepcionales diedros perfectos en bavaresa. A repetir si o si.
En el último diedro se pueden observar a la derecha las huellas del pasado: una vía que en este tramo tiene 3 parabolts y justo al lado un pedazo agujero inútil de los famosos enp. Una muestra de algo que estaría bien no repetir.
Rapelamos recto y nos toca hacer dos rapeles más de la cuenta, lo que también nos evita bajar caminando por la izquierda.

domingo, 6 de enero de 2019

EL DIVINO - DIEDRO EDWARDS




Hacía muchísimos años que no iba a escalar al Divino, mejor no pensarlo, pero tranquilamente 20. Tenía pocas vías hechas: Pertembra, La Canal y Amor de Odio. Ninguna de estas llega a la cima, así que el Diedro Edwards parecía una excelente alternativa, al precio de la aproximación más larga, puesto que empieza a media pared y finaliza en la mismísima cumbre.
Al parecer hay una aproximación por detrás, pero no la conozco, así que fuimos por lo clásico.
La vía es absolutamente recomendable, comienza por unos largos en diedro-bavaresa, con roca excelente y dónde hay que escalar a pesar de todo, puesto que apenas hay seguros.
Después se introduce ya en el diedro vertical de salida que son otras tres tiradas. La central (6b+) es una de las mejores de toda la vía. Inicio en fisura perfecta y final en desplome con dos chapas (menos mal). El último largo es el único que desmerece un poco pero vaya, normalillo tirando a feucho.
En resumen una línea muy estética y totalmente lógica que, pudiera haber sido ascendida con anterioridad, al menos en sus primeros largos.

PEÑÓN DE IFACH - MARE NOSTRUM





 
Este viaje era demasiado corto y había que elegir bien destinos y vías. La verdad es que todas las que hicimos eran de 4 estrellas (sobre un máximo de 4) o sea, buenísimas.
El Peñón siempre es un lugar muy especial y que brinda sensaciones diferentes. Es una pena que ya tengo escaladas prácticamente todas las vías que quedan a mi alcance, pero alguna queda aún. Esta la pintaban en todos lados cono muy buena y de las mejores del peñón. Aunque algunos largos de 7a y 7a+ se interponían entre ella y yo. También la pintaban como muy equipada y friki, así que pensé que con alguna trampilla podría disfrutar del resto de la vía. La verdad es que la dificultad media es de sexto, salvo esos dos largos (el primero y el penúltimo) y, efectivamente, es una maravilla. Abierta recientemente, parece mentira que aún quedara un hueco en la cara sur dónde colar una virguería semejante. Va navegando entre grandes bóvedas, y aprovecha los espolones que las separan, con roca excelente, canto sin conocimiento ninguno y ambiente volado hasta la base de la pared en diversos puntos.
Muy muy recomendable, y si vas fluido en el 6c, mejor que mejor.


viernes, 4 de enero de 2019

MORRO DE FALQUI






Hace mil años, los amigos de Alicante me llevaron a la Cala Moraig para enseñarme un bonito lugar dónde practicaban psicobloc, antes de conocerse esta modalidad. El sitio me dejó maravillado por la belleza y la cantidad y calidad de roca que se veía.
Hace tres años en un viaje a Calpe ya vimos la reseña de una de estas vías y quedó en el tintero. Todo el mundo la pintaba muy bien, pero era cortita. Abrieron otra, perfecto para combinar.
Madrugón tremendo en Montanejos y viaje largo hasta Alicante, aún hay unas horas de un lugar a otro.
Este objetivo, corto, equipado y con buena roca parece acertado para llegar sin estreses. Si vemos bien hacer las dos las hacemos y si no una.
Hay una cordada en la fácil, así que comenzaremos por la difícil. Tampoco mucho más, un tramito apenas.
Llegados a la feixa central oigo al Salla pegando gritos. Ya se le ha ido la olla, pienso.
Resulta que, casualidades de la vida, es Richi, un compañero suyo del trabajo y quien avisó al helicóptero el día que tuvimos el accidente en Montrebei. Mira tu que cosas.
Rapelamos y hacemos la otra, sobrados de tiempo. La verdad es que son muy rápidas de escalar. Eso si bonitas y divertidas como ellas solas. Equipamiento a base de anclajes químicos, canto gordo y roca más que excelente. El mar en todo momento a tu espalda y muy cerca de la base de la pared.
Acceso y descensos rápidos y curiosos. Uno por barranco y otro por las calles de una urbanización. Cosas de la costa.

jueves, 3 de enero de 2019

PAREDES DE ARRIBA - LOS OPTIMISTAS





 
La cena anual de los caracoles Majaras este año se celebraba en Montanejos. El pasado ya no fui así que me hacía bastante gracia, además, esta temporada aún no había bajado ningún día al Levante.
La idea inicial era hacer la nueva de Pitxi en el Espolón de los Agujeros, pero debido alas persistentes lluvias, el barranco de la Maimona estaba totalmente inundado. Todas las miradas apuntan hacia las Paredes de Arriba, al solecito y con posible aproximación por fuera del barranco.
Para salir un poco de la tónica del todo equipado , propongo la reciente Optimistas. Semiequipada, dificililla y por un terreno, que ya sospechaba, quedaría justito.
Por lo que respecta al tema de la dificultad, menos mal que llevaba dos manolos: Pitxi y Salla.
Comienzo yo mismo y ya aprovecho para encabezar toda la zona inferior, hasta la feixa. Bonita y bastante desequipada, con algunos pasos obligados pero que se deja hacer. Eso si, bastante apretadilla entre las dos vecinas ristras de chapas. Mención especial para el tercer largo, dónde casi me quedo a vivir y lo pasé un poco mal, haciendo uso de varios recursos tramposos. La primera mitad tiene pasos obligados pero vaya, los haces. La segunda mitad te planta en una placa dónde hay que dar el callo, aquí tiro de algún gancho y algún fríend rarillo para no subir en libre obligado. Hay que ponerse mas en forma, sin duda alguna.
La segunda parte de la vía se la curra Salla, menos mal.
El L3 no era más que un avance de lo que nos esperaba, igual y más difícil, con algunos buenos 6b+ y 6c,s obligados si o si.
Escalada pues difícil y de gran belleza, exclusivamente sobre placas algo fisuradas, muy técnicas y dolorosas para los pies.
La pena es que creo que no tiene espacio vital de existencia. Va realmente cerca de las otras vías, cruzando y evitando no juntarse a ellas, de forma que algunas secciones resultan muy forzadas e ilógicas.
Personalmente pienso que no se debería haber abierto y que desvirtúa todo el paño de pared. Aunque tampoco es exclusiva suya, hay alguna otra. Realmente este tramo me parece excesivamente saturado.
La verdad es que de todos los que estábamos por la zona, solo me lo parecía a mi.
En la foto aparece marcado, de manera aproximada y en rojo, el recorrido de la pare superior de la vía. En amarillo las de los lados.


miércoles, 2 de enero de 2019

AGULLA DE L'EMBUT - CHINCHES Y LOS DÍAS RAROS



Tenía clichados, desde hacía bastantes años, estas dos vías para abrir. Mas que nada por la increíble buena calidad de la roca que se estila por aquí y por que quedaba un claro hueco. Lástima lo cortas que eran.
Con la realización del nuevo libro, estos viejos proyectos toman un aire como de mayor prioridad y busco el momento.
Le propongo a Jordi, que nunca dice que no, si puede buscarle un hueco en su apretadísima agenda.
Comenzamos por la de la derecha, en busca del espolón de la aguja. Una buena placa y un buen diedro nos dejan bajo el último largo, en pleno filo. Lo suyo era un sistema de fisuras por el filo y luego un poco a la derecha. Comienzo a ir pero me da la sospecha de que por ahí va la vía si las cabra pueden.. así que me decanto hacia el lado contrario, por otra fisura. No está mal pero es mucho menos estético. Luego mirando la reseña de la vía vecina veo que en realidad esas fisuras de la derecha estaban libres, lástima. De todas formas a quedado un muy buen itinerario.
Para bajar montaremos unos rápeles por la izquierda, aprovechando que por ahí transcurrirá
el siguiente itinerario.
Se nos hecha encima la hora y se ha nublado con lo que la temperatura ha descendido notablemente.
Decidimos equipar esos dos largos desde arriba. El segundo tiene un paso difícil saliendo de la role y luego fácil pero sobre roca magnífica. El primero recorre una larga placa monolítica y de roca excelentísima.
Volveremos pronto.
Pasados unos días vuelvo, con Marta, a repetirlos. El primero queda como 6b, 6a y V+ y el segundo como 6b+ y 6a+,ambos de calidad exquisita.
La reseña para más adelante.
Por si a alguien le hace gracia, los nombres vienen de. Chinches: https://www.youtube.com/watch?v=IrIanl3NdFE&list=RDMMIrIanl3NdFE&start_radio=1

martes, 1 de enero de 2019

EL DOLL - XEMENEIA PICAZO-CULLELL



 
Ese día pretendíamos acabar una vía que comenzamos a abrir más a la izquierda de Trencalós. La pista estaba malamente, pero había la opción de ir por arriba y rapelar.
De todas formas optamos por echarle un vistazo a ver que.
Ya sabíamos que habían sacado 4 coches, alguno incluso 4 x 4. Por si acaso ,llamo al ayuntamiento y me dicen que no tienen constancia de nada y que la pista debe estar en buen estado, menos mal.
Conforme llegamos, ya vemos dos bandas plásticas de los bomberos que alguien había quitado. Un coche gordo y 4 x 4 como aparcado al lado. Nos acercamos y no estaba aparcado, estaba embarrancado hasta las trancas. Intentamos sacarlo pero se hunde aún más.
Allí le dejamos llamando a una ayuda mas potente que la nuestra y analizamos la situación: la pared ni se ve por la niebla y el frío se deja notar. Rápidamente miramos hacia abajo dónde está mucho mejor.
Dejo caer la idea de ir al Doll, Javi no a estado nunca y Remi propone la Chimenea Picazo-Cullell, OK.
La vía con la aproximación más larga de la pared, por la gran remontada por la canal que tienes que hacer tras haber llegado a la base de y subido a la primera feixeta.
No tiene pérdida: gran chimenea rectilínea de principio a fin.
Bonita, y espectacular, pero con tierra pegada a sus paredes durante todo el recorrido. Roca aceptable y con los dos últimos largos realmente espectaculares y alucinantes. Sobre todo el último, navegando en la oscuridad en busca del agujero salvador que te devuelve al mundo exterior. Toda una experiencia que ningún escalador de pared debería perderse.