domingo, 2 de marzo de 2014

SANTORENS - UNPLUGGED Y EL ENCHUFAO

Santorens, a pesar de la gran cantidad de vías que propone, es una de aquellas paredes que ha quedado relegada al casi absoluto olvido, incluso para nosotros que vivimos al lado. Sólo de vez en cuando nos dejamos caer por ahí. Los motivos: grado ajustado, tipo de escalada muy agónico (hiper-técnico, de adherencia y con poco canto) aunque no siempre. La verdad es que la roca es buenísima. El lugar encantador y muy tranquilo y las vías merecen mucho la pena. La roca, en ocasiones, no tiene ninguna adherencia, por lo que nos reconfortamos pensando que mejor que no haya cuajado, así no se pule (sin duda lo haría rápido) y podemos disfrutar de unas preciosas vías de tanto en tanto. Actualmente alguna aproximación habría que remarcarla, no se cuando pero lo haré. Con Jorge escalamos un par de las largas, para rememorar viejos tiempos y comprobar como en otras partes está a rebosar y a patinar y aquí no escuchamos más que una oveja a lo lejos. El Enchufado y Unplugged ambas son magníficas, pero la segunda es espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario