lunes, 29 de octubre de 2012

ESPOLÓN DE LOS AGUJEROS - SÚBETE PAPEL

Poco a poco habrá que ir haciendo todas las vías de la pared más larga de Montanejos: el Espolón de los Agujeros y, sin duda, una de las más bonitas y estéticas. Esta vez le tocó el turno a la Subeté Papel y la verdad es que me sorprendió. Empecé con mal pie, bueno empezó Mija (menos mal) y empalmó 3 largos a tope de 60 m. En el primero, me miro el paso, estirado de una buena presa (blanquilla y todo) y pataaam, la muy condenada se parte y salgo disparado para abajo y para el lado. Los 45 metros de cuerda hacen su efecto chicleante y bajo más de la cuenta, no me da tiempo ni a asustarme, pero a partir de aquí me lo miro todo tres veces y compruebo antes todas las presas. Hasta la R1 (R3 de vía) bastante equipado, ahora parece que se les acabó el presupuesto y aparecen las fisuritas limpias y entretenidas de colocar (seguros no siempre evidentes). En el largo del diedro rojo tieso y raro vuelve a aparecer la ristra de chapas, pero a partir de aquí cada vez encontramos menos seguros. Está bien, porque son fisuras y diedros y vas colocando aquí y allá. Algún tramo roto salpica largos excelentes y con buen patio. La última tirada no da descanso y aparece una fisura ancha que tiene su gracia, aquí agradeces el haber sacado de paseo al cam del 4. Como al día siguiente queremos volver a escalar aquí, se nos ocurre la brillante idea de rapelar La Luna, que como hoy no hemos tenido bastante patio, pues un poco más. Bien entrada la tarde, el vacío nos engulle de nuevo. Patio, pero patio, no me acordaba que fuera tan volada esta vía. Vamos chapando alguna cosa para llegar a las reuniones, sino quedaríamos colgados en el vacío dando vueltecicas. Llegados a mitad de pared bajo, bajo, bajo y no aparece nada. Llego al último punto dónde debería estar la instalación, aunque ya me mosqueo por que se supone que están a 30 m. y ya llevo 40. A partir de aquí las cuerdas ya quedan en el aire. M….a, aquí no hay nada. “Mija, tómatelo con calma, que tardaré un rato largo”. Saco los cordinos de autorrescate, que siempre llevo pero que nunca uso (mejor), monto dos machards y comienzo el lento y cansado ascenso por la cuerda. Al cabo de bastante, reinicio el descenso, esta vez más a la izquierda. Nada de nada. ¿¿¿???. Me dirijo a por un árbol, cuando veo, a la izquierda una antigua instalación de spits, que pertenece a un antiguo proyecto abandonado. Salvados. Otro rápel por una tupida selva nos deja ya en el suelo. Escondemos el material, bueno, lo tiramos detrás de un árbol y a comer. Luego miré la reseña y la instalación original, efectivamente, queda desplazada de la vertical. Que cosas más raras tu. Bien pensado, después, puede que el L5 sea más 6b+ que 6c.

1 comentario:

  1. vaua book de fotos.... igual salto a la fama!!!!
    au salut!!!

    ResponderEliminar