lunes, 9 de septiembre de 2013

ANIES

El pequeño pueblo de Anies cuenta también con una famosa ermita casi empotrada en la roca y defendida por una serie de paredes. En ellas encontraremos unas cuantas vías bastante interesantes. Prácticamente todas son obra de Aurelio, quién ha preferid dejar los itinerarios equipados y para disfrute del personal. Suelen pasar algo los 100 metros de longitud, la belleza del lugar y sus vistas son inigualables y la roca de lo más curioso. Podemos elegir entre itinerarios en caliza excelente, otros en un curioso conglomerado con los bolos más gigantes que podamos imaginar (alguno de tamaño superior a una persona), y otros en una mezcla de ambos. Un conjunto de lo más exótico y curioso. En el conglomerado deberemos llevar los ojos bien abiertos y tantear muchos de los agarres antes de la tracción fatal. De las que hicimos y, ya recomendado por su autor, destacar como las VVB: Burundía como fácil y Quebrantahuesos como difícil. Otra nota curiosa y que me llamó muchísimo la atención, fue el encontrar en un tramo del camino (que únicamente sirve para ir a escalar) unos escalones de obra, de lo más cucos. Encontraremos Anies muy cerca de Huesca, en dirección a Riglos. Para llegar a las paredes, seguir la pista de la ermita y localizar un camino que sale junto a un bloque enorme, situado bajo la pared. Posible descenso en rapel por todas las vías o a pie por la ermita. Con Jorge.

2 comentarios:

  1. Perque sempre poses les fotos el revés? Perquè sembli més impressionant?

    ResponderEliminar