domingo, 2 de diciembre de 2012

PLECS DEL LLIBRE

Los Plecs del Llibre son una de las estructuras más curiosas y estéticas de Montserrat. En su cara más visible aparecen todas las Arestas Brucs, por un lado y la magnífica cara este del superior e inferior, por el otro. En la primera encontramos una serie de magníficas líneas, muy expuestas por lo general. En el segundo una inmensa placa salpicada de agujeros, balmas y tramos más continuos; alcanzando casi los 200 metros de longitud y conteniendo algunas de las mejores vías del macizo. Aunque con el tiempo se han ido abriendo itinerarios asequibles y bastante equipados (Joan Pera, Tot el que vola..) y reequipando alguna de las antiguas y magníficas vías (Arcarons), así como abriendo otras más difíciles que entran en los dominios del séptimo grado equipado (Jordi Vidal), desequipado (Miserables tatxaires), aún quedan una mayoría de itinerarios que claman al cielo unos arreglillos por el precario estado de sus anclajes que llevan ahí más de 30 años (Sagitario) y que no eran precisamente muy resistentes ya de principio.

3 comentarios:

  1. Hola luichi, este sábado hicimos la directa sagitario. Y a nuestro parecer no le hace falta ningún arreglillo. Creo que le hicieron un apaño, porque las chapas están en un estado aceptable y las que no, se quitaron y con plaquetas recuperables. queda de pm...
    Lo único, en la segunda tirada de la via Rosaura hay un par de buriles con alambres que no puedes poner la plaqueta. Si alguien sube con unos alicates y los quita, d'ara un poco más de aire al flanqueo. Las reuniones están bien.
    Los buriles de la arco iris, tienen casi la misma antigüedad y a esos si que les hace falta un apaño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Hola,
    L'Armand i jo vam anar l'abril d'aquest any i vam arreglar alguna cosa. Vam canviar un buril que estava a punt de petar, vam posar un altre que havia saltat, vam canviar uns ponts de roca deixant cordinillos nous, i vam deixar posat un taquet de fusta amb un cordinillo que vam col·locar. En fi, una restauració mínima però necessària. PAU TOMÉ

    ResponderEliminar