viernes, 19 de septiembre de 2014

AGULLA DELS TRES PONTS - ARESTA IDÍL.LICA

Como no llueve y hace un pelín de aire, a pesar de que ya da el sol, decidimos darle a la vecina Aresta Idil.lica. Estéticamente y vista desde enfrente se ve una virguería. Sobe el terreno lo es, aunque la roca no es tan buena como en su vecina, tampoco está tan mal. Es un punto más difícil y los seguros también tienen un punto más de alegría, o que te hace escalar más despacio y concentrado en lo que estás haciendo para no fallar la jugada. Tras un último tramo sencillo pero algo cardíaco por la ausencia total de seguros y la dudosa calidad de la roca, llegamos a la cima de la aguja. Un primer rápel nos deja en un pequeño collado y la instalación del segundo. Aquí es dónde viene el plato fuerte del día. El gran y famoso rápel volado por encima del gigantesco triple puente. Irrepetible e imprescindible para cualquier alma sensible que guste de deambular por lugares harto curiosos (creo que me parezco a alguien). El resto de la bajada, se asemeja más a un descenso de barranco seco. Le siguen un montón de rápeles muy incómodos y no reflejados en la reseña. Creo que tardamos más tiempo en estos que en la vía, pero es lo que hay. Personalmente, creo que la guinda del pastel, hubiese sido, ras el gran rápel del tri-puente, remontar al collado y escalar el espolón de la siguiente aguja. Primero por un mundo irreal, bajo los techo-puentes y después por una sencilla y estética arista, llegando así a la cima del macizo. Ganaríamos en metros y estética y nos ahorraríamos el rollo de bajada por la canal ingrata, pudiendo hacerlo por el cómodo camino normal. Ahí queda, por si alguien se anima. VVB.

2 comentarios:

  1. ya sólo ye falta la que hay en medio: la Rocío Durcal V+ (Armand.A3 (Paca)

    ResponderEliminar