martes, 14 de diciembre de 2010

CALVIÀ







Esta fue la primera zona que visitamos en Mallorca, por pasar una tarde. Es un sector muy pequeño y empotrado en un barranco, pero que me sorprendió por la calidad de su roca y la belleza de sus vías. Una caliza con cientos de agujeros de diverso tamaño y dificultad media/baja. Lo único malo es que al jefe del lugar no le gustaba que escalaran y había habido problemas sobre todo en el aparcamiento. Me contaron que en una ocasión, rellenó de piedras los alrededores del parking, cerrando así los vehículos aparcados, quienes tuvieron serias dificultades para salir, y un gran esfuerzo en apartar las grandes rocas. Después, simplemente llamaba a la guardia civil o a pinchar las ruedas.
El problema parecía minimizarse, aparcando más arriba y caminando 5 minutos más. Nosotros no le vimos, mejor y desconozco como está la situación en la actualidad, mejor informarse antes.
Nota: el sector Buoux se encuentra un poco más a la izquierda del principal.
Otra nota: estas reseñas están extraídas de la antigua guía de escalada en Baleares (Ll. Vallcaneras), agotada hace tiempo.













2 comentarios:

  1. sin gafas y con sudadera roja se te vé rarillo, se conoce que eres tu sólo por las ninjas...

    ResponderEliminar