martes, 31 de diciembre de 2013

PIC DE SANT CUGAT - QUE PAGUI PUJOL

Hace un tiempo Rubén me alertó sobre unos desprendimientos ocurridos en el Pic de Sant Cugat y que habían causado la rotura y aplastamiento de varias chapas en la vía Que Pagui Pujol. Con Rubita fuimos a darle un repaso y mirar de arreglarlo un poco. Cambiamos alguna plaqueta y alguna otra simplemente le di unos martillazos para enderezarla. La más afectada había quedado seccionada totalmente, así que Rubita subió el taladro y se dispuso a reponerla. Como soy tan listo, pensaba que la batería estaba cargada y no, o sea que quedó igual. El tramo se solventa fácilmente por al izquierda en IV grado, queda un poco más feo pero es lo que hay. La vía sigue siendo bonita y con un largo final mucho más difícil que el resto de la vía. A los dos nos sale a la primera, muy bueno y muy equipado. Los derrumbes fueron causados por un período de intensas lluvias que colmaron los depósitos internos y empezaron a soltar chorrazos de agua que arrastraron toneladas de piedras por varios puntos de la pared. En esta vía había una clarísima chorrera gris, ahora es blanco intenso. Más a la derecha se aprecian desde abajo, tres grandes líneas blancas (que antes no estaban) y que son fruto del impacto de miles de piedras. Ya al inicio de la aproximación que nos conduce a la vía cordata, el suelo ha desaparecido, en lugar de pedrera ahora hay una enorme zanja que debes sortear. Hace poco me informó Antoñanzas, de los caracoles, que en la canal de descenso normal (por detrás) ha sucedido lo mismo pero a lo bestia. De manera que la super-pedrera, que ya era de por si bastante incordiante, ahora está muy acanalada e inestable, convirtiéndose incluso en peligrosa. Especialmente delicado parece el rápel final, son un montón de bloques encima, a modo de espada de Damocles, ellos rapelaron por otro sitio. Después de decirme esto, observé al canal desde la carretera y se aprecian algunas zanjas grandes. Posiblemente sea mejor bajar por otra pedrera paralela y situada inmediatamente a la izquierda, esta no se ve tan mal y no es necesario ningún rápel, habrá que investigarlo. La nota de Antonio: “El otro día repetí Jamón de Pato, y en el descenso de la pedrera a partir de la mitad o quizá antes, ha habido un desprendimiento brutal, producto de muchísima agua caída, alguna roca obstruyendo y reteniendo del tamaño de un microbus ( sin exagerar), claro a partir de ahí, no queda nada de lo antiguo, se han hecho unos canalizos de la altura de una persona y todo bastante inestable, y cuando llegas a la canal de roca maciza, el árbol a desaparecido, montamos un rappel a la izda según bajas entre unos buxos, se baja igual que antes con 60 mt , en el rappel de 30 están las chapas, pero no arriesgamos porque ve tu a saber cuantos golpes han recibido. El árbol antiguo con los cintajos estaba abajo y sigue el caos hasta la edificación de la presa. No hicimos fotos porque se nos hizo de noche y bastante nos costo orientarnos, dos luces para cuatro. Había que bajar con precaución. Te lo comento porque aparte de que lo sepas, por si quieres publicar algo no vaya a ser que alguno tenga un susto ahora que acorta el día. Yo llevo idea de poner nota en el blog Caracolero. Un abrazo, Antonio” Otra cosa es el gafe que llevo yo con esta vía, que cada vez que voy me hago daño, casi mejor ya no vuelvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario