miércoles, 24 de diciembre de 2008

PENYAGOLOSA: GREEN DAY AGAIN
























































Al siguiente día tocaba una apuesta segura, la Green day no me podía fallar y así fue. Es tan buena como la recordaba: roca perfecta, una bonita pared y el magnífico entorno de espacios abiertos con que nos obsequia la Penyagolosa. Combinación de placas técnicas y tibosas con alguna fisura perfecta.
Aprovecho para incluir la más reciente creación de Albert Salvado, justo al lado, con un segundo largo de roca alucinógena y difícilmente superable. Más exigente que la anterior. Resaltar también que últimamente se anima el cotarro de esta pared con nuevas aperturas y diversos proyectos.






















2 comentarios: